Lluvia y Bendición

Fuente: acento.com.do

Ví las gotas caer del cielo, no con ternura como el rocío de la mañana, sino con furor, con viento y susurros tenebrosos. Llovía con persistencia, al principio bienvenida para aplacar el calor, pero luego se tornó indeseable. La noche se extendía durante el día. Los minutos pasaban lento. La ciudad se transformaba en mar; los carros en bote. Los árboles bailaban violentamente. El gris se reflejó en mi humor.

En todas las noticias, estragos de la tormenta. Inundaciones. Destrucción. Pérdida.

Pero mi mayor preocupación se limitaba a llegar del carro a la casa sin mojarme o encontrar la ruta con menos inundaciones o elegir cuál película ver desde la comodidad de mi casa. Tantas bendiciones que he dado por sentado. Tantas bendiciones que no me atrevo a enumerar por temor a ser ingrata.Tantas bendiciones que no merezco y se me ha dado el privilegio de disfrutar.

Cuando la lluvia cese y la tormenta se aleje dentro de unos días, quedarán al descubierto las huellas que Sandy dejó a su paso por el país. Pero, personalmente, las huellas más latentes las dejó en mi corazón. La lluvia dejó al descubierto que he sido dada más de lo que merezco, y me inunda de gratitud.

Advertisements

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s