El Trabajo no es sólo Dinero

Photo Credit: pri.org

Cuando pensamos en la palabra trabajo, no podemos evitar pensar en el dinero. Después de todo, ¿no es el trabajo lo que hacemos para conseguir el dinero? Sí. Pero el trabajo es mucho más que el dinero.

Yo tenía una filosofía de trabajo–una filosofía que no me llevaría a ninguna parte y que sólo alimentaría mi ego: si el salario no es lo suficientemente alto para lo que yo pensaba  merecía por mi muchos [léase sarcástico] talentos, yo no iba a tomar el trabajo. Así de simple. Esta es una filosofía equivocada por muchas razones:

1. TE ESTAS SOBREVALORANDO. Probablemente no eres tan grandioso como crees. Por lo menos en mi caso, pensé que tenía un montón de conocimiento en muchas áreas, pero no tenía la experiencia de trabajo para demostrarlo. Puedo saber que soy capaz de hacer algo, pero debe haber una prueba tangible de eso para que los demás lo crean [Curriculum].

2. NO OBTENDRAS TANTAS OFERTAS DE TRABAJO. Esa actitud de yo-soy-tan-grandiosa no te llevará a ningún lado a menos que seas tu propio jefe o el director de alguna compañía. Un buen empleado es dócil y humilde, y entiende bien su papel en la empresa. Ser creído u orgulloso no te ganará muchos amigos.

3. ENCONTRAR UN TRABAJO BIEN PAGADO ES DIFICIL. Un trabajo estable es casi un tesoro, especialmente en esta economía. Con los recortes que las empresas han tenido que hacer, tienes suerte si usted todavía estás dentro. Muchas personas tienen problemas para encontrar empleo debido a que están sobrecalificados, y las empresas no pueden pagar su experiencia laboral.

4. NO SE TRATA SOLO DEL DINERO. A veces, el dinero no es lo mejor que podemos obtener de un puesto de trabajo. Dios me mostró esta lección recientemente.

TRABAJANDO FREELANCE

Ser Freelance es un sueño a alcanzar para muchos, especialmente para carreras de arte/publicidad (diseño gráfico, periodismo, marketing, redes sociales). Te permite ser su propio jefe, manejar tu tiempo a tu gusto, tener libertad creativa, y hacer un nombre por sí mismo, entre otras cosas. Yo quiero vivir el sueño freelance también para tener tiempo de alternar entre mi carrera creativa y oportunidades para servir.

La verdad es que entrar en el mundo freelance lleva tiempo y mucho trabajo gratis. Sí, eso significa que estás trabajando como si fueran a pagarte, pero NO te pagarán. Mientras tus talentos se dan a conocer, la gente empezará a pedirte favores. Tu aceptas de buena gana–y eso tiene sus ventajas; pero es posible que algunos de estos favores requieran mucho tiempo de ti, especialmente si estás tratando de hacer un buen trabajo/diseño. A veces, incluso empiezas a preguntarte si debiste haber dicho que sí en primer lugar.

Pero espera! Hay luz al final del camino.

TRABAJANDO CUANDO NO QUIERES

Recientemente, una amiga se fue a EE.UU. para hacer una maestría. Una amiga común que apenas conocía se enteró de mis habilidades de diseño a través de mi blog y me pidió que hiciera una invitación virtual para la fiesta de despedida sorpresa. Acepté.

El diseño no me tomó mucho tiempo. En realidad, lo acabé el día después de su petición. Y ella estaba impresionada. Tanto así, que ella también me pidió que hiciera un video con mensajes cortos para nuestra amiga. También accedí a hacerlo, quizás no tan emocionada como con la primera solicitud.

Hacer el vídeo no fue difícil, pero sí me tomó tiempo. Me estaba presionando para terminar el video antes de la fiesta y a pesar de mi desgana en algunos momentos. Al final, todos estaban muy impresionados con lo que iMovie puede hacer. Yo ya sabía que por lo menos todo el trabajo valió la pena porque ella tenía una buena impresión de mí y de mi trabajo. Incluso si ella no me pagara en el momento, yo sabía que ella con mucho gusto me recomendaría a otras personas si se presentara la oportunidad.

TRABAJO GRATIS Y OTROS BENEFICIOS

El punto de todo esto es que por hacer favores y trabajar gratis se podría pensar que lo único que se consigue es una buena reputación y tal vez dos o tres recomendaciones para proyectos que podrían o no suceder. Pero Dios ve el corazón, y Dios recompensa. El utiliza incluso las situaciones menos probables para bendecirnos. A veces no son monetarias, pero valen la pena.

Para terminar la historia de la fiesta de despedida, mi amiga se fue a los EE.UU. un martes. En este punto, ya yo había interactuado lo suficiente con nuestra amiga mutua mientras nos reuníamos para arreglar asuntos del video, entre otros. El viernes por la mañana,  ella me mandó un mensaje diciendo: “Mi familia y yo nos vamos a un hotel el fin de semana, y mi hermano no puede ir. ¿Quieres venir con nosotros?” Hablando de sorpresas. No me esperaba esto para nada, especialmente porque ella y yo ni siquiera éramos amigas tan cercanas.

Por supuesto, dije que sí. Y yo sabía que esta era la manera de Dios de recompensarme por ese trabajo que hice–un trabajo del que no pensé “obtendría algo a cambio”–si se me permite decirlo. No sólo pude relajarme en un hotel durante el fin de semana gratuitamente, disfrutando de buena compañía, sino que también hice una nueva amiga. Y nos llevamos de maravilla! Yo digo que trabajar gratis vale la pena!

¿Quién sabe cuántas cosas podríamos recibir si tan sólo estuviéramos dispuestos y disponibles para trabajar–incluso si no hay pago? ¿Has recibido un regalo o una bendición inesperado por trabajar gratis?

En caso de que te estés preguntando sobre el diseño … ¡Aquí está! [El texto de información ha sido cambiado].

Advertisements

3 responses to “El Trabajo no es sólo Dinero

  1. Pingback: Tu Huella de Libro: Eres lo que Lees | Lorena's Garden·

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s